Paseo de un día por la ciudad de Cuenca habiendo aparcado el coche en el parking del auditorio, es decir, en la parte baja del casco antiguo.
Subida cruzando el puente de San Pablo para llegar a las casas colgadas. Posteriormente visita al museo de arte abstracto, plaza mayor y entrada en La Catedral.
Parada para tomar el aperitivo y para comer, para, una vez repuestas las fuerzas, continuar la subida hasta las ruinas del castillo. Una vez arriba, tras la caída de una tormenta, iniciamos la bajada para volver al punto de partida cruzando nuevamente el puente de San Pablo y recoger el coche.