Nuevo paseo por La Pedriza buscando en esta ocasión los colores del otoño en los árboles que todavía no estaban en su pleno colorido otoñal.
No obstante como fue un par de días después de caer las primeras nieves del año, aunque en muy escasa cantidad, en las zonas de sombra aún quedaba una ligerísima capa, convertida en hielo, que cubría algunas setas que pude descubrir.
Un día de mucho viento y muy desapacible, pero en el que el paseo mereció la pena y contento con los resultados obtenidos.