El Museo Fallero de Valencia está instalado, desde 1971, en el antiguo convento de la casa misión de San Vicente de Paül, que fue acabado en 1831, razón por la cual conserva parte de una estructura de corredores y antiguas celdas. Colección formada por el Ninot que cada año, desde 1934, se indulta del fuego por votación popular.