Hoy el cielo estaba raro en Madrid, un color extraño y un sol al que se podía mirar. Parece ser que era polvo sahariano en suspensión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *