La subida a la Bola del Mundo, tiene una longitud de 7.5km (ida y vuelta) que se pueden realizar por una pista de cemento, dado que en dos ocasiones la Vuelta Ciclista a España terminó en dicha cima.
Eso sí, en invierno la pista no existe pues está cubierta de nieve, como en esta ocasión, con lo que la dificultad aumenta aunque no en exceso.
Comencé en el parking de Navacerrada, tras haber hecho una parada en el Embalse de Navacerrada para ver salir el sol, sobre las 8.30 horas y con -3ºC y cerrado de niebla con lo que estuve un buen rato haciéndole fotos a las piñas congeladas y a las ramas de los pinos y retamas cubiertos de nieve congelada.
Cuando vi que el día abría un poco empecé la subida para llegar arriba con un sol espléndido y unas vistas de las montañas magníficas con se puede ver en las fotografías.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *