El puente del Batán o puente nuevo sobre el río Manzanares se localiza en las tierras de Colmenar Viejo (Madrid), en una encrucijada de caminos, lo que le ha convertido en un paso obligado entre ambas Castillas y en la Ruta del camino de Santiago.
Su primera referencia aparece en las relaciones topográficas de Felipe segundo del año 1578 cuando en Colmenar viejo solo había dos puentes buenos de cal y canto: uno camino de El Escorial (el del Grajal) y el segundo camino de Segovia (el del Batán). Tras su destrucción por una crecida del río en el año 1680 se reconstruyó pasándose a denominar como “Puente Nueva”.
Está realizado en piedra granítica local y presenta un único ojo con arco de medio punto de 10,5 metros de luz.
En la restauración llevada a cabo en 2014 se ha intervenido de forma global en todos los elementos del puente recuperando su geometría y en la de 2015 se han centrado los trabajos en un tramo del Camino de Castilla y recuperado los perfiles del terreno originales de la margen derecha.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *