Aprovechando el viaje a Granada, donde mi hija tenía un torneo de baloncesto, el grupo de padres que acompañábamos al equipo nos dimos un paseo por las zonas visitables de la Alhambra.
Solamente accedimos a las zonas de tránsito libre, incluido el palacio de Carlos V, dado que siempre estábamos pendientes de los horarios de los partidos y no se podía hacer planes, pero aún así, la visita mereció mucho la pena, para recordar las zonas ya casi olvidadas de este lugar, en el que estuve allá por el año 2000.
Este es un resumen de nuestro paseo.


0 commentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *