Caminata cortita, circular y de apenas 2 km. Prácticamente llana que comienza en el aparcamiento de la Boca del Asno (Valsaín, Segovia)
Destacan las llamadas Pozas del Eresma, que son formas redondeadas, que el agua ha ido labrando en las rocas del granito, y en las que en verano la gente se bañaba, aunque en la actualidad está prohibido el baño, por lo menos en ese tramo de río.
Se puede hacer en los dos sentidos, solamente hay que ir aguas abajo del río Eresma hasta llegar al puente de Navalacarreta, para, tras cruzarlo, seguir por el otro margen hasta llegar al puente que hay enfrente del aparcamiento del que salimos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *