El embalse, la central y la presa de Aldeadávila (también conocida como salto de Aldeadávila o mirador de Iberdrola) son una obra de ingeniería hidroeléctrica construida en el curso medio del río Duero, entre España y Portugal, a 7 km de la localidad de Aldeadávila de la Ribera, en la provincia de Salamanca, Castilla y León, España.

El tramo en el que se sitúa se conoce como las arribes del Duero, una profunda depresión geográfica que establece la frontera entre España y Portugal. Al lado de la presa se localiza el poblado del Salto de Aldeadávila, levantado en su día para dar cobijo a las familias de los obreros que la construían.

La presa posee una altura de 139,50 m, es de tipo Arco Gravedad y está construida a base de hormigón. Dispone de un aliviadero de superficie con ocho compuertas de segmento de 14,00 metros por 8,30 metros. Además, posee un túnel aliviadero con dos compuertas tipo segmento de 12,50 m x 9,70 m.

El embalse se extiende por 368 hectáreas de superficie por la que discurre el cauce natural del río Duero a su paso por las arribes. La superficie de la cuenca vertiente es de 73.458 km². Posee una capacidad total de 114,3 hm³ de agua. El nivel máximo es de 327,83 msnm. La cota de desagüe es de 190 msnm. La presa está preparada para desaguar avenidas de alrededor de 11.000 m³/s.1

Aldeadávila posee dos centrales hidroeléctricas. Aldeadávila I, puesta en marcha en 1962 y Aldeadávila II, puesta en marcha en 1986. La primera tiene instalados 718.200 kW mientras que la segunda posee 421.000 kW, lo que hace un total de casi 1.139 MW. Su producción media es de 2.400 millones de kWh al año. A nivel de potencia instalada y producción de electricidad es la más importante de España

Fuente: Wikipedia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *