El pasado mes de julio pasé unos días de vacaciones por las dehesas de Salamanca. Yendo por las carreteras secundarias, sin prisa, y pudiendo parar en la entrada de las fincas, pude fotografiar muchas vacas, algunas de las cuales son las que aparecen en estas fotografías.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *