De visita en la… ¡¡¡frutería!!!

Digo y redigo que la breva no es higo.  Ira sin fortaleza, no vale ni media cereza.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *