En estos días de principios de finales de febrero y principios de marzo los almendros del parque de la Quinta de los Molinos, en Madrid, se encuentran en su punto máximo de floración, dejando unos colores preciosos y un aroma maravilloso.
Este parque se encuentra en el distrito de San Blas-Canillejas de la ciudad de Madrid. Es considerado un «parque histórico». Está delimitado por la calle Alcalá, la calle Miami, la calle de Juan Ignacio Luca de Tena y la avenida del Veinticinco de Septiembre.
Con una extensión de 25 hectáreas, el parque incluye diversas zonas de arbolado en extensiones de cultivo para almendros y olivos, además de encinas, pinos, eucaliptos e higueras, entre otras especies. En la parte alta del extremo norte del parque se ha rehabilitado el palacete diseñado a comienzos del siglo XX. También hay un estanque, un molino y el edificio conocido como Casa del Reloj.
Frente a la puerta del parque está la estación de metro de Suanzes, correspondiente a la línea 5. Y por la calle Alcalá pasan las líneas 77 y 104 de autobuses.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *