Ayer domingo se celebró la fiesta de la transhumancia en la ciudad de Madrid.
Más de 1.300 ovejas y cabras recorrieron la ciudad accediendo por la Calle Bailén, Calle Mayor, Puerta del Sol, Carrera de Sal Jerónimo, Calle Alcalá y Plaza de Cibeles.
Allí, tras saludar a los representantes de la Corporación Municipal se procedió al pago de los maravedís, en cumplimiento de la Concordia de 2 de marzo de 1418, entre los Hombres Buenos de la Mesta y los procuradores del Concejo de la Villa.
Iniciado el camino de vuelta deshicieron el recorrido para abandonar la ciudad por el mismo sitio en dirección a la Casa de Campo.

En compañía de mi hija Lucía hice todo el recorrido junto a al rebaño y los grupos folclóricos que los acompañaban con el fin de poder fotografiar el paso de las ovejas por los lugares emblemáticos de la ciudad.


0 commentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *