Ayer domingo se celebró la fiesta de la transhumancia en la ciudad de Madrid.
Más de 1.300 ovejas y cabras recorrieron la ciudad accediendo por la Calle Bailén, Calle Mayor, Puerta del Sol, Carrera de Sal Jerónimo, Calle Alcalá y Plaza de Cibeles.
Allí, tras saludar a los representantes de la Corporación Municipal se procedió al pago de los maravedís, en cumplimiento de la Concordia de 2 de marzo de 1418, entre los Hombres Buenos de la Mesta y los procuradores del Concejo de la Villa.
Iniciado el camino de vuelta deshicieron el recorrido para abandonar la ciudad por el mismo sitio en dirección a la Casa de Campo.

En compañía de mi hija Lucía hice todo el recorrido junto a al rebaño y los grupos folclóricos que los acompañaban con el fin de poder fotografiar el paso de las ovejas por los lugares emblemáticos de la ciudad.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *